7.000 BOMBILLAS UNEN MÁLAGA Y MADRID

Decorado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán, el local refleja la esencia de la cocina viajera de BiBo a través del gran globo aerostático que pende sobre la barra y el concepto de una Andalucía refinada, cosmopolita y elegante mediante una estructura de 7.000 bombillas que cubre sus paredes replicando en clave de sofisticación el alumbrado de la feria de Málaga.

Pasión por el atún

El sabor y el mejor producto de temporada son las dos constantes en la cocina de Dani García. Conceptos que encarga a la perfección uno de sus ingredientes fetiche: el atún. La pasión del chef por “el ibérico del mar” se ve reflejada en la sala del restaurante coronada por una gran escultura de un atún rojo.