Hay días que empiezan mejor que bien

Importada desde Nueva York, la costumbre de tomar el brunch los fines de semana está cada vez más arraigada entre el cosmopolita público de la capital. Por eso, BiBo Madrid ha diseñado un completo desayuno tardío (o lunch temprano) que se sirve los sábados y domingos de 12 a 13 h, y que incluye bollería artesana, hot dogs, tostadas de pan y tomate casero y diferentes platos calientes a elegir. Un plan ideal para empezar el día de la mejor manera posible.