Concepto

 

Su proyecto más personal

“Sobre una base de tradición, verter sabores contrapuestos y singulares, agregar una cucharada de matices intensos, una pizca de talento y una ramita de innovación. Añadir a la mezcla texturas desconcertantes y espolvorear con ilusión”

Dani García nos muestra su lugar soñado, Caleidoscope es un túnel a mundos mágicos donde las formas no están reglamentadas, un campo donde el juego y el color se meten tranquilamente en el cerebro del observador, que queda cautivado para siempre y que si se repite es porque entendió el mensaje.

Una experiencia llena de sabor en la que el producto es el protagonista indiscutible. El comensal se adentra en el mundo de colores del chef, degustando platos elaborados con las técnicas más avanzadas y conservando las tradicionales cocciones.